jueves, 21 de agosto de 2008

Catástrofe aérea en Barajas: 153 muertos

Al menos 153 personas han muerto al salirse de pista un avión con 172 personas en la T-4 de Madrid.

Teléfono Spanair de atención a los familiares

800 400 200

Los bomberos llegaron sobre las tres menos cuarto de la tarde. Muy pocos minutos después de que el avión del vuelo 5022JK de Spanair, que pretendía cubrir el trayecto Madrid-Las Palmas, se estrellara en la pista 36 izquierda de la T4 . Se encontraron centenares de cuerpos calcinados y desperdigados entre las llamas, un motor incrustado en la cabina y el otro desintegrado a más de 200 metros de distancia. Entre medias, restos de cuerpos desechos. Familias enteras.

Uno de los primeros testigos fue Miguel Ángel Sánchez, jefe de la primera dotación de bomberos que acudió al lugar del accidente. “El avión se ha desintegrado, pero hemos evitado que algunos ardieran entre los restos”, declaró sin poder ocultar lo impactante de la escena.

El pasaje estaba formado por turistas. Según la compañía, viajaban 172 personas. De los nueve que formaban la tripulación, ninguno sobrevivió. Muchos de los pasajeros, 22, eran niños que viajaban con sus familiares camino de las playas de Canarias.

La aeronave se mantuvo en el aire cerca de 200 metros antes de caer y estrellarse contra el suelo

El de ayer fue el peor accidente aéreo en Europa de la última década. El último balance oficial deja las siguientes cifras de la tragedia: 153 muertos y 19 heridos de diferente consideración ingresados en varios hospitales de la capital. Barajas no vivía algo así desde 1983, cuando dos siniestros dejaron más de 200 muertos en menos de un mes.

El avión de la compañía Spanair no llegó a completar el despegue. Según las primeras investigaciones y las declaraciones de algunos testigos, la aeronave se mantuvo en el aire cerca de 200 metros antes de caer y estrellarse contra el suelo. La fuerza del impacto partió en dos el avión y provocó un gran incendio que convirtió el accidente en una tragedia histórica.

Segundo intento

El siniestro se produjo en el segundo intento de despegue. Lo intentó en hora, pero el piloto regresó al punto de partida tras recorrer unos 200 metros y constatar que tenía problemas técnicos. Hasta que lo volvió a intentar pasó una hora, un tiempo que algunos pasajeros aprovecharon para llamar a sus familiares e informarles de la incidencia.

En concreto, una avería en el indicador de la temperatura exterior del aparato, según fuentes de Spanair. Algunos pensaron que iban a cambiar de aeronave, pero finalmente a las 14.45 despegó tras considerarse la avería reparada. El avión recorrió toda la pista. Pero apenas llegó a volar antes de estrellarse y arder junto al margen derecho del recorrido para despegar.

El avión, un modelo MD-82 McDonell Douglas, tenía 15 años de antigüedad y según la compañía estaba a punto de ser jubilado junto al resto de aeronaves iguales. Fue fabricado

en 1993 para la empresa coreana Korean Air, que lo vendió a la compañía española en 1999, justo cuando dejó de fabricarse. La última revisión que pasó el aparato fue el 25 de enero de este año. El personal de Spanair había revisado el avión y no había encontrado ninguna anomalía, según confirmó el director comercial de la aerolínea, Sergio Allart. Las cajas negras con los datos del accidente fueron recuperadas pero los datos oficiales de la investigación llegarán dentro de unos ocho meses, según los ingenieros aeronáuticos consultados.

El lugar exacto del accidente está localizado entre las dos pistas de despegue de la Terminal 4 de Barajas, junto a un pequeño arroyo del que buzos de la Guardia Civil retiraron varios cuerpos. Las tareas de rescate duraron toda la jornada. El director general de Samur-Protección Civil de Madrid, Ervigio Corral, aseguró a las ocho de la tarde que sólo 20 personas habían sobrevivido al accidente. Cerca de las 10 de la noche falleció uno de los heridos graves. Corral describió la escena como “desoladora”.

Motores a 200 metros

Los servicios de emergencia encontraron el avión “destrozado”. La brutalidad del impacto era patente al ver la cabina del avión, perforada por uno de los motores. Uno de los trabajadores de Protección Civil aseguró que los dos motores quedaron separados por 200 metros de distancia. Entre ambos, sólo llamas. La zona donde se produjo el accidente quedó carbonizada.Los servicios de emergencias confirmaron que había “muchos niños entre los fallecidos”, según Corral. 22 pequeños formaban parte del pasaje, según confirmó Spanair. Dos de ellos preguntaban sin cesar por sus padres mientras eran evacuados del aparato, según relató una trabajadora del aeropuerto.

Los servicios de emergencia encontraron el avión “destrozado”

La niña se llama María. Tiene unos 12 años y llamaba por su nombre a su madre, Amaya. Fue trasladada al Hospital Niño Jesús con fractura abierta de fémur. Otro menor, de unos ocho, respondía al nombre de Alfredo o Alfonso, según la misma fuente, y tenía una herida en la pierna “aunque se encontraba muy entero” y le preocupaba más encontrarse con sus padres que los dolores que padecía. Fue ingresado en La Paz.

 Muchos de los viajeros eran de procedencia centroeuropea, aunque la gran mayoría eran canarios. Lufthansa confirmó que cuatro personas de nacionalidad alemana viajaban en el avión. El presidente del cabildo de Gran Canaria, José Miguel Pérez, aseguró que también había suecos y holandeses.

La mayoría de los heridos presentaba gran parte de su cuerpo quemado. Una mujer de unos 40 años, ingresó en el Hospital La Paz muy grave con quemaduras en la mitad de su cuerpo. Fernanda Palomino, hermana de una herida ingresada en La Paz, describió así su estado: “Tiene la cara con golpes y varias costillas rotas, pero ha entrado consciente. Tiene que ser operada, pero es de las que mejor está”.

“Estoy esperando que me conteste”. “Debería venir y no ha llegado”. Fueron dos de las sensaciones que entre lágrimas contaron dos madres canarias. Los familiares esperaban en el aeropuerto de Las Palmas un vuelo que nunca llegó.

Teléfono Spanair de atención a los familiares

800 400 200

No hay comentarios:

Paz en Construcción

El Sitio. Un lugar de encuentro con uno mismo

PINCH AQUI CONOCE EL SITIO El Sitio - El Hierro. C/La Carrera Nº26,Frontera. Telefono: 922 55 98 43. info@elsitio-elhierro.es El Sitio un lugar de encuentro con uno mismo y con los demás, un lugar donde son posibles tanto la solidaridad y la comunidad como la tranquilidad y el retiro. www.elsitio-elhierro.es

GOOGLE TRADUCTOR

Tranducir el Blog a: