jueves, 5 de enero de 2012

¿Existió la estrella de Belén?

Según los evangelios, una estrella guió a los magos hacia el oriente hasta detenerse en el lugar exacto donde había nacido el niño Jesús. Este misterioso astro que adorna los belenes y árboles de miles de hogares durante la Navidad es todavía un desconocido.


Aunque no se sabe a ciencia cierta si la estrella existió realmente, se han planteado diversas teorías acerca de su origen. Desde los que argumentan que ese punto de luz brillante no pudo ser otra cosa que una nave tripulada por extraterrestres hasta los que hablan de meteoritos y lluvias de estrellas fugaces. Desde la astronomía se han buscado diversas explicaciones racionales al origen de la estrella de Belén. Aunque habitualmente se representa con forma de cometa, no se tiene constancia de ningún astro de este tipo que hubiera brillado con fuerza suficiente en aquella época como para llamar tanto la atención. El pintor Giotto en su cuadro "La adoración de los Magos" de 1304 representó al cometa Halley como el astro guía de los Reyes, seguramente aún impresionado por la visión del mismo tan sólo tres años antes. Esta asociación ha llegado hasta nuestros días, aunque los científicos aseguran que el cometa se vio en el año doce antes de Cristo, por lo que no sería posible que el Halley fuera la buscada estrella.


El astrónomo Mark Kidger, del Instituto de Astrofísica de Islas Canarias, propone que lo que sucedió en realidad fue una suma de acontecimientos astronómicos sucesivos que alertarían a los magos de que algo importante iba a pasar en Judea. Todo comenzaría con una "conjunción triple" de Júpiter y Saturno. En una conjunción triple las órbitas de los dos planetas se alinean de tal modo con la Tierra que estos parecen acercarse y separarse en el cielo tres veces en unos siete meses. Posteriormente, en el año cinco antes de Cristo, una nova brilló en el cielo durante 70 días y los magos, que ya estaban en aviso, se pondrían en camino guiados por ella. Según esta teoría, el nacimiento de Jesús habría que situarlo en el período entre finales de marzo y el comienzo de abril del año cinco antes de Cristo. Kidger argumenta que la fecha de muerte de Herodes se sitúa en torno al año cuatro antes de Cristo por lo que su explicación sería pausible.

¿De dónde se extrae el incienso?

Según la tradición cristiana, Baltasar, uno de los tres Reyes Magos, presentó una ofrenda del más puro incienso del mundo al Niño Jesús en la noche de su nacimiento. El incienso se obtiene de diferentes especies de Boswellia, un árbol que crece en el Cuerno de África y la Península Arábiga.

Según la tradición cristiana, Baltasar, uno de los tres Reyes Magos, presentó una ofrenda de incienso al Niño Jesús en la noche de su nacimiento. El incienso se obtiene de diferentes especies de Boswellia, un árbol que crece en el Cuerno de África y la Península Arábiga.

Ahora un equipo de investigadores de Etiopía y Países Bajos ha publicado un estudio que revela que los árboles de los que se extrae el incienso están sufriendo una drástica disminución y de aquí al 2027 se prevé que su población se reduzca a la mitad. Además, predicen que el número de árboles se podría reducir en un 90 % en los próximos cincuenta años. Como culpables de esta situación señalan a los incendios, el pastoreo y los ataques de insectos. Los miembros del equipo del estudio advierten que, si no se toman medidas para controlar estos tres problemas, la producción de incienso se verá gravemente afectada. Los resultados del estudio se han publicado en la revista Journal of Applied Ecology, de la Sociedad Británica de Ecología (BES)

¿Qué es la mirra?

"Y al entrar en la casa, vieron al niño con su madre María, y postrándose, lo adoraron; y abriendo sus tesoros, le ofrecieron presentes: oro, incienso y mirra", explica el evangelio de Mateo. Todo el mundo tiene una idea de lo que son el oro y el incienso pero, ¿qué pasa con la mirra, el tercer regalo que los Reyes Magos llevaron al niño Jesús?


Se trata de una resina aromática que exuda la Commiphora myrrha, un árbol que de forma natural crece al noreste de África, en Arabia y Turquía. De sabor muy amargo, la mirra fue un bien muy preciado en la antigüedad, ya que se empleaba para elaborar perfumes y ungüentos. Esta sustancia también tiene numerosas propiedades medicinales y se usaba para tratar la ronquera, la disentería y como antiparasitaria. Además, Dioscórides también menciona en su tratado "De Materia Médica" las propiedades abortivas de la mirra. De forma frecuente esta resina era utilizada también como ungüento para embalsamar a los muertos.


Aunque no se sabe con exactitud el significado de este regalo, algunas hipótesis apuntan a que su sabor anunciaba proféticamente momentos muy amargos en la vida del Mesías.

1 comentario:

delfin en libertad dijo...

Siempre tus entradas son de una gran sensibilidad y muy interesantes. Gracias por compartirla. Abrazos!

Paz En Construcción

El Sitio. Un lugar de encuentro con uno mismo

PINCH AQUI CONOCE EL SITIO El Sitio - El Hierro. C/La Carrera Nº26,Frontera. Telefono: 922 55 98 43. info@elsitio-elhierro.es El Sitio un lugar de encuentro con uno mismo y con los demás, un lugar donde son posibles tanto la solidaridad y la comunidad como la tranquilidad y el retiro. www.elsitio-elhierro.es

GOOGLE TRADUCTOR

Tranducir el Blog a: