miércoles, 21 de enero de 2009

El discurso de Obama

Coincido con George Packer en que el discurso de Obama en su toma de posesión no se recordará durante décadas. Quizá el día sí. Es probable que la emoción del momento deje su huella en muchos norteamericanos durante generaciones. Pero no el discurso. Y no ha sido malo. De hecho, ha sido muy bueno en muchos aspectos, pero no en la medida en que se valoran habitualmente los discursos de los políticos.

Vivimos en tiempos en que las ideas se expresan de forma directa, clara y contundente. Frases cortas para dejar claro un argumento, para que explote en la mente del espectador sin dejar margen para la ambigüedad. Todo eso del 'eje del mal', 'o están con nosotros o contra nosotros, más allá de consideraciones ideológicas, cumple a la perfección esos requisitos. Buscan motivar a la gente y apelar a sus vísceras, a sus sentimientos más profundos, para empujarles a la acción.

La influencia de la televisión es evidente. Si a alguien le parece que en los informativos de las televisiones españolas los fragmentos de las declaraciones (cortes o totales en la jerga profesional) de los políticos son cada vez más cortos, en primer lugar, tiene razón, pero después tendría que ver lo que hacen en EEUU. Cualquier cosa que pase de diez segundos se considera una novela-río. Los informativos eligen totales que tengan entre cinco y diez segundos. En el baremo con el que se mide todo en televisión, un fragmento tan corto no puede aburrir a nadie.

Por eso, los discursos en campañas electorales se atienen con fervor a estas necesidades, también en EEUU. Obama dio en las primarias y en la campaña contra McCain grandes discursos, que además contenían píldoras fácilmente trasladables a los medios de comunicación.

No tanto en este discurso. Había pocas de esas frases cortas (pongamos equiparables a la comida basura) y bastantes argumentos desarrollados en frases más largas y complejas sintácticamente. También hay que decir que Obama pronunció el texto con el aplomo que le caracteriza, midiendo las pausas y siempre colocándolas en los momentos adecuados. Por tanto, nada de lo habitual en los políticos españoles (y no doy nombres porque el principal ejemplo está claro), que tienen la horrible costumbre de dar solemnidad a sus intervenciones creando pausas absurdas entre el sujeto y el verbo, y otras calamidades por el estilo.

Evidentemente, Obama lo hizo ayudándose del teleprompter, como siempre hace en los discursos. Alguien que lo ha visto me dijo que el nuevo presidente no es muy bueno improvisando. En lo que se destaca sobre los demás es en la preparación del texto y en la declamación. Para eso, necesitas el teleprompter.

Como dice Packer, la intervención ha sido algo así como un acta de acusación de los años de Bush. Ha tenido también aires kennedyanos por la apelación a lo que la gente debe hacer por su país, a su responsabilidad, más que a lo que el Gobierno puede hacer por ellos. Ha destacado la grandeza del sistema político de EEUU con el fin de negar validez al debate sobre la libertad y la seguridad, que en los últimos años sólo ha servido para primar lo segundo sobre lo primero. Ahí ha sido ingenuo, desde luego, porque es dudoso que los padres fundadores de EEUU, como los políticos de cualquier nación, pudieran conocer en esa época los desafíos políticos de este siglo o del anterior. Pero en ese punto habrá encantado a aquellos indignados con lo que se ha visto desde el 2001. Se acabó, debería acabarse, la época en la que los derechos más sagrados son tirados a la basura sólo para obtener una falsa sensación de seguridad.

Ha tenido su momento socialdemócrata, cuando ha dicho que el debate no es si el Gobierno es demasiado grande o pequeño (por tanto, si es el problema o la solución), sino si el Gobierno funciona. Es algo que no habría defendido Bill Clinton, pero supongo que eso tiene que ver sobre todo con la mayor recesión en décadas.

"We are a nation of Christians and Muslims, Jews and Hindus -- and nonbelievers". Casi estoy por decir que ésta es la frase más revolucionaria del día. Cualquiera que conozca EEUU sabe que el reconocimiento de la existencia de ateos y agnósticos por su condición de ciudadanos con los mismos derechos que los creyentes, no es habitual allí. Eso compensa todos los "so help me God" habituales en estos actos.

El discurso no es el programa de Obama y no creo que llegue al estatus de lista de promesas. Es sólo una forma de inspirar a sus compatriotas de cara al camino que deben recorrer en los próximos cuatro años.
----

--Texto íntegro del discurso de Obama en la toma de posesión.
--Vídeo y texto interactivo del discurso en NYT.
--Speech Spanned History and Confronted Bush. NYT.
--Obama Asks Nation to Rise to the Challenge of His Words. WP.
----

Obama Washington.jpg

Habían comparado (o dibujado) a Obama con Roosevelt o Lincoln. The New Yorker nos da la última versión, a la George Washington. Dejémoslo en el apartado 'defina ironía'.

No hay comentarios:

Ayuda humanitaria y emergencias

Ayuda humanitaria y emergencias
Unrwa España

Ayuda humanitaria y emergencias

Ayuda humanitaria y emergencias
PINCHA SOBRE EL BANNER Y ACTUA

El Sitio. Un lugar de encuentro con uno mismo

PINCH AQUI CONOCE EL SITIO El Sitio - El Hierro. C/La Carrera Nº26,Frontera. Telefono: 922 55 98 43. info@elsitio-elhierro.es El Sitio un lugar de encuentro con uno mismo y con los demás, un lugar donde son posibles tanto la solidaridad y la comunidad como la tranquilidad y el retiro. www.elsitio-elhierro.es

GOOGLE TRADUCTOR

Tranducir el Blog a: