viernes, 10 de abril de 2009

Enlacémonos todos

Sonará a comienzo de conversación telefónica lasciva pero no puedo evitar hacerle esta pregunta: ¿Qué lleva puesto? No me responda todavía, prefiero no saber (quiero conservar la buena imagen que de usted tengo) quién se entretiene leyéndome en lencería o quién prefiere quitarse la corbata y vestirse de mujer para entrar en este blog. Con que me diga el color de lo que lleva puesto de cintura para arriba me conformo por ahora.

Sin temor a equivocarme puedo afirmar que el noventa y tantos por ciento de quienes puedan leer esto lleva puesto algo de uno de estos diez colores: azul, rojo, blanco, negro, amarillo, verde, naranja, violeta, marrón o rosa. Sé que no es muy arriesgada mi afirmación, que podría ser casi como decir que el sorteo de los ciegos terminará mañana en una cifra comprendida entre el cero y el nueve, pero teniendo en cuenta que cuando uno compra un monitor le dicen lo de los millones de colores del cacharro, o que los físicos hablan de la infinidad cromática del espectro luminoso, el hecho de que haya acertado con usted tiene casi más mérito que ganar el Euromillón (y discúlpeme por reincidir con los símiles de juegos de azar, es lo que tiene vivir en atmósfera de crisis).

Creo que con los dos párrafos anteriores queda demostrado que pese a la incontable cantidad de tonos que nuestra retina es capaz de diferenciar, a la hora de la verdad y a efectos prácticos sólo existe una decena de colores. Y el problema se presenta cuando a cada uno de estos colores se le quiere asignar una causa noble.

Mariel Ultra. El detergente de los obispos.

La lucha contra la droga, la búsqueda de una niña en un vertedero, las focas que se quedan sin pieles, el analfabetismo en África, los jubilados que pasean sobre el bicicarril y no escuchan cuando les avisas con el timbre,… podría seguir enumerando causas defendibles pero no terminaríamos en lo que queda de mes.

Según la Wikipedia, que es sabia, el lazo blanco es el símbolo de la Unión Femenina de Moderación Cristiana, se usa para condenar la violencia contra las mujeres, como emblema del movimiento pacifista quebequés, como signo de perdón y tiene además una larga tradición usado en competiciones agrarias y ferias hortofrutículas.

Ahora son los obispos los que animan a su feligresía cofrade a lucir un lazo blanco contra la ley del aborto y el país no habla de otra cosa. Muchos se escandalizan por que la Conferencia Episcopal se meta en asuntos políticos que ni le van ni le vienen pero pocos se dan cuenta del verdadero escándalo: que los obispos se apropien de un símbolo, el lazo blanco, que no es suyo.

¿Cómo voy a ser capaz de distinguir, cuando vea a un nazareno con un lazo blanco en lo alto del capirote, si se trata de un antiabortista radical o si es un canadiense pidiendo la paz mientras saca a la Macarena de procesión? Yo llevaré el lazo blanco, sí, pero lo mío será por motivos puramente hortofrutículas.

Igual que en algunas elecciones hay quien se niega a reconocer que la mayoría de los votos nulos pertenecen a partidos ilegalizados neguémonos todos ahora a reconocer que la mayoría de los lazos blancos de Semana Santa no sean una condena a la violencia machista.

No hay comentarios:

Ayuda humanitaria y emergencias

Ayuda humanitaria y emergencias
Unrwa España

Ayuda humanitaria y emergencias

Ayuda humanitaria y emergencias
PINCHA SOBRE EL BANNER Y ACTUA

El Sitio. Un lugar de encuentro con uno mismo

PINCH AQUI CONOCE EL SITIO El Sitio - El Hierro. C/La Carrera Nº26,Frontera. Telefono: 922 55 98 43. info@elsitio-elhierro.es El Sitio un lugar de encuentro con uno mismo y con los demás, un lugar donde son posibles tanto la solidaridad y la comunidad como la tranquilidad y el retiro. www.elsitio-elhierro.es

GOOGLE TRADUCTOR

Tranducir el Blog a: