jueves, 21 de agosto de 2008

Esther Reyes: "Levanté la cabeza y el avión no tenía techo"

Regresaba a casa tras unas espléndidas vacaciones en Johannesburgo en compañía de unos amigos. Beatriz Reyes Ojeda, natural de Valleseco y directora de Zona de Caixa Galicia en Las Palmas de Gran Canaria, tiene un relato espeluznante.

Salió de Sudáfrica feliz y contenta, rumbo a Frankfurt, en vuelo de la compañía alemana Lufthansa. Allí enlazó con otro avión que la dejó junto a sus amigos en Madrid. En Barajas se despidió de sus compañeros de viaje, ya que residían en la Península, y ella continuó con su periplo rumbo a casa. A Beatriz sólo le faltaba un vuelo para llegar, por fin, a Gran Canaria. Sacó su tarjeta de embarque para el JK5022 de Spanair.

Aprovechó su estancia en Madrid para llamar a su hermano Carlos y decirle que ya estaba en España y que llegaría a Las Palmas de Gran Canaria sobre las cuatro y media de la tarde para que éste fuese a buscarla.

«He tenido un accidente». Ya en el interior del avión, Beatriz volvió a ponerse en contacto telefónico, a través del móvil, con su hermano para decirle que iba a sufrir un retraso porque el avión había dado la vuelta al tener un problema.

Tras ponerse en contacto con su hermano y desconectar su móvil, Beatriz nunca pudo imaginar lo que sucedería minutos más tarde.

El MD-82 en el que volaba sufrió el accidente. Ella estaba situada en las primeras filas del avión. Tras el tremendo impacto se vio fuera de la nave, en un entorno dantesco y horrible. Estaba viva.

Un bombero, de nombre Pablo, le cedió su móvil para ponerse en contacto con sus familiares, aunque en un primer momento parecía que se trataba de otro superviviente, y Beatriz marcó el número de su hermano. Éste recibió la llamada desde un móvil desconocido. Al otro lado del aparato estaba Beatriz que le dijo: «Hola, he tenido un accidente, pero estoy bien». Y colgó.

Carlos se puso urgentemente en contacto con sus familiares. Llamó a su hermana Laura, que estaba en Madrid, y ésta acudió a la T-4 del Aeropuerto de Madrid-Barajas. Mientras tanto iba llamando a Beatriz, pero el móvil de ésta estaba desconectado.

Al llegar a la terminal fue atendida por el equipo de psicólogos que la advirtieron de la magnitud del accidente, pero no tenía información de su hermana. Tuvieron la lúcida idea de llamar al móvil desconocido por el que Beatriz se había puesto en contacto con ellos y al otro lado contestó Pablo que les tranquilizó diciendo que Beatriz estaba viva y que estaba siendo trasladada a un centro hospitalario.

Minutos más tarde pudieron conocer que estaba ingresada en el Hospital Infanta Sofía de San Sebastián de los Reyes.

Laura acudió hasta allí y pudo ver a su hermana. Comprobó que estaba bien y pudo tranquilizarse. Tenía una fuerte herida en la tibia, diversas contusiones y le realizaron un scanner para evitar males mayores.

Fuentes de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid informaba anoche que en en el hospital Infanta Sofía permanecía en estado grave un varón de unos 31 años polifracturado y con contusión pulmonar bilateral, y con pronóstico leve una mujer de unos 41 años con fractura abierta de la pierna derecha. Se trata de Beatriz Reyes.

Su hermana Laura, anoche a última hora, pudo hablar más tranquilamente con Beatriz. El relato fue tremendo.
«Noté que al avión le pasaba algo y el otro recuerdo que tengo es que levanté la cabeza y el avión no tenía techo».
Durante el relato destacó que dos niños le pidieron ayuda y pudo auxiliarlos, pero que fue imposible hacerlo con un señor al no poder con su peso. Después del impacto, Beatriz estaba inmóvil, al quitarse el cinturón pudo salir por su propio pie.
El día 20 de agosto de 2008 quedará grabado en su memoria de por vida.
Beatriz ha vuelto a nacer.

Canarias 7. Rafael Falcón Las Palmas de Gran Canaria

1 comentario:

Anónimo dijo...

La persona que ayudó a Esther, Pablo, no es bombero ni superviviente, es un ingeniero aeronautico que trabaja en el aeropuerto de Barajas y fue a ayudar junto a otros trabajadores

Paz en Construcción

El Sitio. Un lugar de encuentro con uno mismo

PINCH AQUI CONOCE EL SITIO El Sitio - El Hierro. C/La Carrera Nº26,Frontera. Telefono: 922 55 98 43. info@elsitio-elhierro.es El Sitio un lugar de encuentro con uno mismo y con los demás, un lugar donde son posibles tanto la solidaridad y la comunidad como la tranquilidad y el retiro. www.elsitio-elhierro.es

GOOGLE TRADUCTOR

Tranducir el Blog a: